La motivación que necesitas para bajar de peso

Piensa un poco y recuerda haber hecho una locura que si lo pensaras dos veces no lo hubieras hecho… pero tú lo hiciste!

Haya salido mal o bien, la fuerza que te motivó a hacerlo se llama motivación.

Esa misma fuerza es la que necesitas para bajar de peso. No solamente al inicio sino durante todo el proceso, desde hoy hasta llegar a verte en el espejo y sentirte como en realidad quieres.

Quizás hayas empezado con mucho entusiasmo algunas dietas y abandonado al poco tiempo. Déjame decirte que no es tu culpa…

Necesitas motivación para adelgazar

[quads id=”5″]

Si bien necesitas voluntad, la dieta lo es todo, si no es saludable, tu cuerpo te pedirá a gritos que lo alimentes, nadie lo puede soportar.

Ahora bien, si tienes una dieta saludable y un plan de ejercicios, necesitas un poco de esfuerzo día a día hasta que estos cambios de tu rutina se transformen en hábitos.

Cuando no te pese realizarlos, serán hábitos. Hasta ese punto necesitas de la motivación.

Aquí te mostramos un vídeo donde resalta la importancia que tiene la motivación para seguir  una dieta.

Quieres ver mas? aquí puedes ver la segunda parte: Motivación Para Adelgazar – ¿Cómo Empezar De Nuevo?  Aquí vas a ver como volver empezar si es que has empezado una dieta y has fallado. Esto es algo normal que nos pasa a todos… Así que no te preocupes y vuelve a empezar con mas motivación!

Cómo motivarte?

Tú te conoces mejor que nadie… Así que busca algo que te vuelva tan loco como para realizar lo que sea, con tal de lograrlo…

Ponerte un vestido que viste en una vidriera, una bikini, tal vez sea ir de vacaciones a una playa en el próximo verano con ese bikini que tanto te gusta, o te vas a casar y quieres lucir el más hermoso vestido de novia…

Sácale una foto y tenlo como fondo de pantalla de tu móvil, tenlo lo más cerca posible, durante todo el día, hasta que sueñes con ella!

Ahora piensa en que necesitas hacer para lograrlo

Será bajar 10 kilos, por ejemplo? En cuánto tiempo? Qué te parecen 5 meses?

Anota todos los detalles… divídelo luego en etapas más pequeñas, objetivos mensuales, quincenales, semanales y diarios.

Agrega a esta lista de objetivos, una recompensa por cada etapa lograda. Ojo! La recompensa no tiene que ser comida, puede ser un paseo, ir al cine o a un salón de belleza, algún lugar que te haga sentir bella.

Dedica unos minutos al día a pensar cómo vas a lucir dentro de tan poco tiempo! Cree en ti todo el tiempo! Tú puedes lograrlo…

Deja un comentario